• Imprimir

Aguaceros e inundaciones

Infórmese sobre las inundaciones


 interior.gencat.cat/inundacions

Consejos preventivos

Antes de que llegue el periodo de lluvias

Compruebe dónde están localizados el interruptor general de la corriente eléctrica y las llaves de paso del agua y del gas de su casa.

Prevenga el deterioro del tejado y de las terrazas para evitar filtraciones que puedan afectar la estructura del edificio.

Revise periódicamente el tejado y mantenga limpios los bajantes y desagües del agua de lluvia, especialmente en los patios o terrados de los edificios.

En sótanos y locales con posibilidades de inundación, hay que prever medidas de protección y disponer de herramientas para sacar el agua (bombas de agua, etc.).

Tenga elementos de utilidad a mano, como un transistor, una linterna, los medicamentos indispensables, ropa de abrigo, ropa de protección (impermeables, botas de agua, etc.) y la documentación personal.

En el coche, también es recomendable llevar una linterna, ropa de abrigo y ropa de protección para el agua, un botiquín y mapas de carreteras.

No se olvide de llevar el teléfono móvil cargado: le permitirá pedir ayuda en caso de sufrir una emergencia.

Consulte las previsiones meteorológicas y si tiene que desplazarse, consulte el estado de la red viaria y las rutas a seguir:

Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC)

Servicio Catalán de Tráfico

Portal de la movilidad

012 Atención Ciudadana

En situación de emergencia siga las informaciones y las indicaciones de las autoridades. Infórmese a través de los medios de comunicación social (emisoras de radio, televisión, web, twitter, etc.).

Recuerde, si necesita ajuda durante la emergencia, llame al 112.

Inuncat 2

En casa

Si le sorprenden precipitaciones importantes cuando está dentro de casa:

No baje a las zonas inundables de su casa, como el sótano, el garaje, etc. Quédese en las zonas altas.

No deje fuera objetos o muebles que el agua pueda arrastrar.

Cierre puertas y ventanas y obture todas las rendijas posibles.

Ponga los animales domésticos, los alimentos, el agua potable, los documentos importantes, los objetos de valor y, sobre todo, los productos peligrosos (como veneno para las ratas, disolventes, etc.) en lugares altos y protegidos.

Si se le está inundando la casa, desconecte el interruptor general de la electricidad.

Si en el edificio donde se encuentra no está seguro, salga, cierre la puerta y diríjase a puntos altos de la zona.

Si tiene que irse de casa:

Cierre las llaves de paso del agua y del gas y el interruptor general de la electricidad.

Asegure y cierre las puertas y las ventanas.

Coja un bastón, una linterna, ropa impermeable y calzado adecuado, y llévese la documentación personal, el dinero y los medicamentos imprescindibles.

No ande por zonas donde haya agua en movimiento y, si hace falta, ayúdese del bastón para determinar la altura del agua o detectar zonas peligrosas. Siga las instrucciones de los equipos de socorro.

Cuando vuleva a su casa una vez pasado el peligro:

Haga una inspección previa y no acceda si hay peligro de derrumbe.

Si el agua no tiene garantías de potabilidad, hiérvala o beba agua embotellada.

Revise el estado de los alimentos antes de consumirlos.

Retire rápidamente los animales muertos.

En casa

En el exterior

Si le sorprenden precipitaciones importantes en el exterior:

En un lugar urbanizado, busque refugio dentro de un edificio seguro y cierre bien puertas y ventanas.

En la montaña, diríjase a puntos elevados que estén lejos de los márgenes de ríos y de los cauces de barrancos, ramblas o torrentes.

Cuando circule con su vehículo:

Circule preferentemente por las rutas principales y autopistas. Modere la velocidad y mantenga las distancias de seguridad.

Si tiene problemas de visibilidad, detenga el vehículo y señalice su posición.

Aléjese de los torrentes, ramblas y zonas que puedan inundarse, y no estacione allí el vehículo. No se quede en los puentes porque pueden ceder.

No atraviese ningún río, ni torrente ni zona inundada. Aunque no lo parezca, los coches pueden flotar con poca altura de agua y ser arrastrados con facilidad.

Si tiene que atravesar un charco grande de agua, avance muy poco a poco con una velocidad corta para evitar que el agua salpique el motor y se pare. Tras haber pasado, compruebe varias veces que los frenos del vehículo funcionan bien.

Si el coche empieza a flotar y a ser arrastrado, salga inmediatamente. Los ocupantes que se quedan dentro, a menudo no sobreviven.

Vigile los movimientos de tierra, agujeros, sumideros, cables de conducción eléctrica flojos y, en general, todos los objetos caídos (ramas de árboles, etc.).

Debe abandonar el vehículo y dirigirse a zonas altas cuando:

- Su vehículo quede inmovilizado por el agua

- Observe que el nivel del agua sube demasiado en la calzada

- Observe que el agua llega al eje de su vehículo

Si tiene dificultades para abrir la puerta, salga rápidamente por las ventanas.

 

Imagen: riesgo en el coche delante del río

En la costa

En la costa pueden producirse inundaciones por el mal estado del mar y grandes olas que afecten al litoral con violencia. Aunque no haya indicios de peligro, sea prudente: el temporal marítimo puede hacer que sea arrastrado por un golpe de mar.

Si hay fuerte oleaje, no se bañe ni se quede en la playa. Respete las señales de peligro.

Tenga mucha precaución en las actividades recreativas o profesionales en el mar: hay que evitarlas en caso de grandes olas.

No acceda a los puntos del litoral afectados por el fuerte oleaje ni a los sitios donde las olas rompan con fuerza. Respete los cierres de acceso a estos puntos; son para su seguridad.

No se detenga a contemplar las olas, evite ponerse en peligro.

Aléjese de espigones, rompeolas, paseos marítimos y otras zonas donde rompan las olas cerca. Busque un lugar seguro.

Si alguien se cae al agua, llame inmediatamente al 112 y no pierda de vista el punto exacto donde ha caído para indicarlo a los servicios de salvamento.

Si se cae al agua, nade en dirección opuesta a las rocas e intente resistir flotando, sin hacer ningún esfuerzo, a la espera de socorro.

Fecha de actualización:  15.09.2017