• Imprimir

Nevadas y heladas

Nevadas, heladas y olas de frío

interior.gencat.cat/nevades

Consejos preventivos

En la vivienda:

Tenga preparado: un transistor y pilas de recambio, linternas, alimentos ricos en calorías, combustible para la calefacción y un botiquín con los medicamentos habituales.

Revise: los puntos de entrada de aire (debe protejerlos con una cinta que aísle), el estado del tejado y el bajante de agua, las ramas de los árboles (si son demasiado largas tiene que podarlas) y el estado de la calefacción.

En el vehículo:

Disponga de cadenas en buen estado, linterna y manta de viaje.

Compruebe el estado de las baterías, el depósito de gasolina, las luces, los frenos, los neumáticos, la calefacción, el parabrisas...

 

Consulte las previsiones meteorológicas y, si tiene que desplazarse, consulte el estado de la red viaria y las rutas a seguir:

Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC)

Servicio Catalán de Tráfico

Portal de la movilidad

012 Atención Ciudadana

En situación de emergencia, siga las informaciones y las indicaciones de las autoridades. Infórmese a través de los medios de comunicación social (emisoras de radio, televisión, web, Twitter, etc.).

Siga también los Consejos específicos para olas de frío.

Recuerde: si necesita ayuda durante la emergencia, llame al 112.

En casa

Escuche la radio.

Haga un uso correcto de la calefacción y desconecte los aparatos eléctricos que no sean necesarios. Evite tener estufas de leña, carbón o gas y braseros en sitios cerrados.

En zonas aisladas o no urbanas, mantenga un chorrito constante de agua en los grifos para evitar que se congelen las cañerías y apague los riegos automáticos.

En caso de nevada, colabore en la limpieza de las aceras de delante de su casa y de los caminos de acceso a su casa en las zonas rurales.

En caso de que haya nieve acumulada en los terrados, terrazas o balcones, retírela sin verterla a la vía pública.

Garantice que dispone de los medicamentos necesarios en el caso de tratamientos prolongados o enfermedades crónicas.

No saque la basura a la calle cuando no funcione el servicio de recogida.

No telefonee: hay que dejar las líneas libres para los equipamientos de socorro.

Imagen dentro de casa

En el exterior

Abríguese bien. Póngase prendas ligeras, una sobre otra. Las manoplas proporcionan más calor que los guantes.

Protéjase sobre todo la cara y la cabeza y evite que el aire frío le entre directamente a los pulmones.

Evite realizar esfuerzos físicos intensos: se corre el peligro de sufrir una lesión en el organismo.

No deje que las personas de edad avanzada ni tampoco los más pequeños salgan al exterior.

Neucat_15.png

Información para los conductores

Planifique el desplazamiento

Salga solo si es imprescindible, siguiendo los consejos del Servicio Catalán de Tráfico: consulte el estado de las vías y su afectación, y busque rutas seguras no afectadas por la nevada.

Evite circular de noche: los peligros son más difíciles de detectar.

Informe a alguien de su itinerario y del horario previsto, y procure no viajar solo.

Controle qué gasolineras se encontrará en el trayecto y los sitios donde refugiarse en caso de tormenta.



Preste atención al estado del vehículo, tanto a su mantenimiento como al equipamiento adecuado:

Revise la presión de los neumáticos (también la de la rueda de recambio), el estado de los frenos, las luces y las baterías.

Tenga las cadenas preparadas (las adecuadas para su vehículo) y asegúrese de que sabe cómo se ponen.

Tenga los líquidos de refrigeración y lavaparabrisas con el nivel correcto y adecuado a temperaturas bajas.

Lleve el depósito de combustible lleno y rellénelo cada 100 km de viaje.

Lleve el teléfono móvil cargado, chalecos reflectantes y triángulos de señalización, una manta y una linterna.



Si el temporal le sorprende dentro del coche

Intente buscar refugio. Si no lo encuentra, quédese dentro del coche, ya que los neumáticos actúan como aislante del frío. Ponga un pañuelo de colores vivos en la antena del coche.

Deje la calefacción encendida y la ventana un poco abierta. No se duerma con el motor en marcha.

Limpie periódicamente la nieve del vehículo. Mantenga limpio el tubo de escape para evitar que el humo entre dentro del vehículo.



Y recuerde:

Si la nevada le sorprende en la carretera, conduzca con mucha precaución y deje una vía libre para permitir el paso de las máquinas quitanieves y de los servicios de emergencia.

No adelante a las máquinas quitanieves.

Consejos de conducción con nieve y hielo

Conduzca con velocidad moderada. Si la ruta es peligrosa, dé la vuelta o busque refugio.

Si hay nieve en la calzada, pare el vehículo en un lugar donde no interrumpa la circulación y ponga las cadenas en las ruedas motrices.

No utilice las marcas dejadas por otros vehículos. Siempre que le sea posible, circule por nieve virgen.

Encienda las luces de cruce y las de niebla.

Mantenga bastante separación con los demás vehículos y no los adelante.

Si empieza a nevar, conduzca con mucha suavidad y lentitud. Si es necesario, reduzca la marcha.

Si las ruedas patinan, desacelere evitando frenar. Si es necesario, frene suavemente y con pisadas leves y sucesivas del pedal.

Vaya con cuidado en los lugares sombríos, puentes y viaductos ya que puede haber hielo. Si hay hielo, no pise el freno.

Si nieva y conduce un vehículo pesado, recuerde que:

  • No puede adelantar a otros vehículos.
  • Las autoridades de tráfico pueden restringir o limitar su circulación. Esté atento y respete los cortes de circulación que se produzcan.
Fecha de actualización:  01.12.2017