• Imprimir

Tormentas y rayos

Imatge llampecs

interior.gencat.cat/tempestes

 

Consejos generales

El rayo busca llegar a tierra por el camino más corto; cualquier objeto que sobresalga será un buen candidato para el impacto, y más si acaba en punta. Por eso, durante una tormenta aléjese de antenas, árboles, etc.

No se acerque tampoco a elementos metálicos o al agua, ya que actúan como cuerpos conductores.

Los sitios más seguros durante una tormenta son los que nos aíslan del exterior, como edificios o vehículos cerrados, porque conducen la electricidad por la parte exterior hasta el suelo sin dañar a los ocupantes.

En casa

Cuando oiga tronar, busque refugio sin dudarlo: si sigue esta premisa podrá evitar la mayoría de los accidentes:

  • Cierre puertas y ventanas para evitar corrientes de aire que puedan atraer rayos.
  • Apague la chimenea porque genera corrientes de aire. Aléjese también de la chimenea porque puede ser un punto de entrada de rayos.
  • Desconecte los aparatos eléctricos -televisores, ordenadores, etc. - para evitar que sean dañados por subidas de tensión.
  • Aléjese de las instalaciones eléctricas y no utilice el teléfono fijo.
  • Si está en la bañera o en la ducha, es mejor que salga.
  • Revise periódicamente los pararrayos y asegúrese de que tienen conexión a tierra.
  • Tenga preparadas linternas, velas u otros sistemas de alumbrado autónomos por si hay un corte de luz.
Autor: Josep Pareta, colaborador del SMC

En el exterior

Si está en el exterior, y especialmente si está en campo abierto:

  • Aléjese de alambradas, verjas, palos de la luz, vías de tren y otros objetos metálicos.
  • Evite permanecer en zonas elevadas, donde puede hacer efecto punta, para evitar atraer los rayos. Aléjese también de los fondos de los valles, para evitar posibles avenidas repentinas de agua asociadas a la tormenta.
  • No se refugie bajo los árboles, especialmente si están aislados. El bosque no es muy seguro, pero si no hay ningún otro refugio es mejor que quedarse en campo abierto.
  • Si no encuentra refugio, agáchese, toque el suelo solamente con la punta de los pies, cruce los brazos sobre las rodillas y ponga la cabeza entre los brazos. Es importante juntar los pies y taparse los oídos para protegerse del trueno.
  • Aléjese de ríos, lagos y superficies húmedas.
  • Vigile con las ramas, letreros o muros que puedan caerle encima.
  • En caso de que se encuentre en el interior de un vehículo, cierre bien puertas y ventanas y no toque la parte metálica del vehículo.

 

Si, además, empieza a llover fuerte, piense que pueden producirse inundaciones.

Imagen: tormenta en la playa

Si está practicando deportes al aire libre

Planifique su actividad al aire libre en función del pronóstico del tiempo, para evitar exponerse a una tormenta y al peligro que suponen los rayos. En caso de que le sorprenda una tormenta:

  • Si está en la montaña, un coche con las puertas y ventanas cerradas puede ser un buen refugio.
  • Deshágase de material metálico como piolets, bastones, mochilas con carcasa, etc. y de objetos que hagan de efecto punta, porque pueden atraer los rayos. Las tiendas de campaña no son un refugio seguro.
  • Si la tormenta le sorprende bañándose en la piscina, el río o la playa, salga inmediatamente del agua y séquese.
  • Si la tormenta le sorprende pescando, deje la caña.
  • Si está jugando a golf, aléjese de los palos.
  • Evite conducir bicicletas y motos.
  • Si navega en el mar, no se quede en la cubierta de la embarcación.
  • Hay que esperar media hora después de oír el último trueno antes de reanudar las actividades al aire libre.

 

Ante cualquier emergencia, llame al 112.

Autor: Manel Dot, colaborador del SMC

Autor: Manel Dot, colaborador del SMC

Fecha de actualización:  18.10.2017