• Imprimir

¿Cómo puedo protegerme si mi pareja me agrede?

Antes de una agresión

  • Informa e infórmate: pide ayuda a los Mossos d'Esquadra o a la policía local, eso permitirá a la policía actuar de manera preventiva e impedirá que la situación empeore. También puedes pedir ayuda a los servicios de atención a la mujer o a los servicios sociales de tu municipio.
  • Prepárate para reaccionar:
    • Escribe sobre las agresiones que has sufrido e intenta recordar las fechas y el estallido de violencia desde el principio hasta el final.
    • ¿Hay alguna persona que conozca tu situación y que pueda ayudarte?
    • Pídele que te acompañe a buscar información y te ayude.

Piensa cómo protegerte y prepárate

  • Busca a alguna persona de confianza a quien puedas explicar lo que te pasa y preparad un plan por si tienes que marcharte. Puedes dejar cosas en su casa por si hiciera falta.
  • Puedes crear una contraseña con esta persona de confianza para casos de urgencia.
  • Ten siempre al alcance lo más imprescindible, como las llaves de casa, el móvil, la tarjeta sanitaria, tarjetas de crédito o libretas bancarias y los documentos de identidad o tu pasaporte y los de tus hijos o hijas, el libro de familia y, si tienes, el permiso de residencia. Si es necesario, haz copias y déjalas en el bolso.
  • Si tienes hijos o hijas, estableced una señal que sirva para avisaros de que hay que salir de casa.
  • Haz que tus hijos o hijas memoricen el 112 como teléfono para una emergencia.
Ten siempre al alcance lo más imprescindible

Cuando creas que puede empezar un episodio de violencia

  • Si estás en peligro, llama al 112. Es un teléfono gratuito.
  • Si en tu casa hay una habitación donde puedas encerrarte (por ejemplo, el lavabo), ve con un teléfono y pide ayuda. Si no llegas a tiempo, procura hacer ruido, así si alguien te oye podrá pedir ayuda pot ti.
  • Manténte alejada de las habitaciones donde haya objetos peligrosos (por ejemplo, la cocina).
  • De hecho, el sitio más seguro es la habitación más próxima a la puerta de la calle, porque puedes salir con más facilidad.
  • Si no has podido huir, protégete las partes más vulnerables del cuerpo (la cara, la cabeza y el pecho).
  • Haz la señal acordada con tus hijos o hijas para que se encierren en una habitación o se vayan a casa de una persona de confianza que viva cerca.
imatge_porta_porta_150.jpg

Cuando se ha producido la agresión...

  • Si no puedes salir de casa o no puedes desplazarte a una comisaría o a un centro sanitario, llama al 112, donde te atenderán de manera urgente.
  • Si puedes, abandona el domicilio, tanto si el agresor está dentro como si se ha marchado y crees que puede volver. Busca un lugar seguro mientras llega la policía.
  • Si tienes lesiones físicas ve a un centro médico para que te atiendan y explica el motivo. Pide un informe de lesiones. Este informe es importante para futuras acciones legales que puedas poner en marcha.
  • Hasta que llegue la policía no toques nada del lugar donde se ha producido la agresión ni de ti misma. Conserva todas las pruebas: objetos rotos, ropa rasgada, señales y heridas, etc.
imatge_112_100.jpg

Si ya no convives con la persona que te ha maltratado o ya no mantienes relación

  • No aceptes quedar con ella a solas: el momento de la separación es de alto riesgo.
  • Evita dar tus datos personales (dirección, teléfono, etc.). Facilítalos únicamente a personas de mucha confianza.
  • Déjate asesorar por profesionales en los momentos de más riesgo y actúa con prudencia delante de esos momentos. Los Mossos d'Esquadra pueden ayudarte, hacer un seguimiento de tu caso y activar los servicios de la red.

Si tienes hijos o hijas

  • Explica en la escuela lo que ha pasado y avísales de cuáles son las únicas personas que pueden recoger a los niños.
  • Si él tiene visita con vuestros hijos o hijas, ve acompañada o pide directamente que se encargue de la visita otra persona de tu confianza.
  • También tienes la opción de pedir la intermediación en un punto de encuentro. Los Mossos d'Esquadra te dirán cómo solicitar este servicio.

Si se han dictado medidas judiciales de protección

  • Si incumple la orden de protección, llama al 112. Te pondrán en contacto con los Mossos d'Esquadra.
  • Si vives en el domicilio habitual, cambia la cerradura de la puerta y no dejes entrar al agresor bajo ningún concepto.
  • Crea tu propia red de personas para que te avisen y alerten al 112 si lo ven cerca de tu entorno. Hazlo saber en la escuela de tus hijos o hijas, a los vecinos y vecinas, en el trabajo, etc.
  • Lleva siempre encima la copia de la orden de protección.
  • Evita cualquier contacto con el agresor, aunque intente presionarte.
  • Romper la orden de protección es un delito, incluso si se acerca con tu consentimiento. Piensa que, a menudo después de un episodio de violencia grave, el agresor puede mostrar arrepentimiento. Eso no quiere decir que la violencia haya desaparecido definitivamente, sino que es una fase del ciclo de violencia y un episodio grave puede volver a pasar.
imayge_OP_175.jpg
Fecha de actualización:  17.11.2016